The VICE Channels

      Azafrán: la alternativa a la producción de opio en Afganistán

      Azafrán: la alternativa a la producción de opio en Afganistán Azafrán: la alternativa a la producción de opio en Afganistán Azafrán: la alternativa a la producción de opio en Afganistán
      Imagen vía Jalil Rezayee/EPA

      Afganistán

      Azafrán: la alternativa a la producción de opio en Afganistán

      Por VICE News and Reuters

      Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

      Todas las fotografías fueron tomadas por Jalil Rezayee, vía EPA.

      Desde muy temprano por la mañana, decenas de mujeres comienzan a cosechar delicadas flores púrpura en un campo de azafrán a las afueras de Herat, ciudad ubicada al oeste de Afganistán. Trabajan lo más rápido posible, antes de que el sol empiece a quemar la piel.

      El azafrán es la especia más cara de todo el mundo, es utilizada para sazonar y dar color a diversos platillos de la cocina del sur de Europa y Asia, su precio va de 1.200 a 1.800 dólares por kilo, y ha servido desde hace mucho tiempo como alternativa al cultivo de opio para los campesinos pobres en un país devastado por la guerra y la injusticia.

      Mujeres afganas cultivan flores de azafrán en el distrito de Karukh, en la ciudad de Herat.

      Hasta ahora, eso ha tenido un impacto insignificante en el mercado del opio, el cual reporta unos 3 mil millones de dólares al año para Afganistán, de acuerdo con Naciones Unidas.

      Aun así, la industria del azafrán afgano ha crecido y está logrando ganarse un lugar debido a su buena calidad en un mercado dominado por Irán, el cual produce un 90 por ciento de todo el azafrán en el mundo.

      El frenesí asesino talibán se ceba con los policías que patrullan el bastión del opio. Leer más aquí.

      "Hay una gran demanda de azafrán afgano", aseguró Bashir Ahmad Rashidi, líder de la empresa Ariana Saffron Company, la cual exporta a países de todas partes del mundo, desde Francia y Turquía, hasta India y Estados Unidos.

      Además, la cosecha de las flores es una fuente de empleo para muchas mujeres en un país que no ofrece demasiadas fuentes de trabajo para el sexo femenino.

      "Estamos muy felices con el cultivo de azafrán porque ha abierto el campo laboral para las mujeres", dijo Khanum Rassoli, quien está a cargo del equipo recolector de la empresa Ariana Saffron. "Son en su mayoría mujeres quienes se encargan del cultivo y el proceso".

      La recolección dura apenas unas tres semanas, antes de que las flores comiencen a morir.

      Se sabe que la especia ha sido cultivada desde hace al menos 2.000 años en la zona que actualmente comprende el territorio de Afganistán, ya que la planta está bien adaptada al clima seco, y a pesar de que su recolección exige manos cuidadosas, la inversión y maquinaría necesarias son mínimas.

      La cosecha es una operación delicada que comienza en octubre y dura solamente tres semanas antes de que las flores comiencen a marchitarse. Los trabajadores recolectan unos 10 kilogramos de flores al día.

      Hablamos con uno de los mayores narcotraficantes de la deep web. Leer más aquí.

      Una vez que las flores son recolectadas, los pequeños estigmas naranjas —parte de las flores que recibe el polen para la fecundación— son separados a mano para después dejarlos secar. Se necesitan cerca de 450.000 estigmas para producir solamente un kilogramo de la fragante especia.

      Afganistán produce cuatro toneladas de azafrán cada año aproximadamente, una cifra eclipsada por las más de 200 toneladas que produce Irán; sin embargo, los afganos continúan luchando para alcanzar a sus vecinos iraníes.

      "Durante los últimos dos años, hemos visto que el azafrán ha tenido un impacto positivo en la economía de las familias y nuestro país", dijo Rashidi desde su oficina en la antigua ciudad de Herat.

      Los estigmas tienen que secarse antes de continuar la producción de azafrán.

      La industria fue reactivada por los refugiados que regresaban de Irán en los años noventa y el trabajo arduo ha establecido el azafrán afgano como una marca internacional.

      Sin embargo, la competencia de Irán es fuerte y refleja su experiencia en otros sectores donde las importaciones amenazan a la industria local.

      "Es posible encontrar azafrán iraní en los mercados de Herat y espero que aquellos que importan la especia desde Irán tomen en cuenta la calidad que tiene el producto afgano frente a la competencia", expresó Rashidi.

      ¿Por qué la producción de opio afgana está cayendo en picado? Te explicamos las claves. Leer más aquí.

      El opio es otro reto, es el producto más exportado de Afganistán. Los programas gubernamentales y los donantes occidentales son de gran ayuda, pero aún falta mucho antes de vencer las redes de tráfico de drogas, incluyendo aquellas controladas por los talibanes.

      El Banco Mundial estima que más de 6.000 campesinos en Herat ya son productores de azafrán y las últimas cifras de Naciones Unidas indican que el cultivo de opio cayó en la misma ciudad, de la misma forma que en otra provincia de Farah.

      La industria del azafrán es una importante fuente de empleo, en donde las mujeres representan un 40 por ciento de la mano de obra.

      Gul Ahmad, un campesino, dijo que con un poco más de ayuda, la industria lograría desarrollarse más.

      "El azafrán es mejor que el opio, porque el cultivo de éste último tiene un impacto negativo en la sociedad y en los jóvenes", aseguró Ahmad. "El negocio del azafrán es legal y produce buenas ganancias".

      Mira el episodio de VICE News Presenta: El resurgimiento del Talibán

      Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs

      Temas: oriente medio, afganistán, irán, herat, azafrán, opio, crimen y drogas, talibán, talibanes, narcotráfico, guerras y conflictos

      Comments

      comments powered by Disqus

      Últimas noticias

      Más Noticias

      Destacados