The VICE Channels

      En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es ‘el Rey’

      En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es ‘el Rey’ En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es ‘el Rey’ En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es ‘el Rey’
      Imagen por Daniel Cardenas/Getty Images

      México

      En el país de los escándalos, este gobernador mexicano es ‘el Rey’

      Por Rogelio Velázquez

      Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

      En un país tan grande como México es raro que la gente conozca o ubique al cien por cien a los gobernadores de las 32 entidades federativas; pero actualmente hay un mandatario conocido por casi toda la población. Es un hombre regordete y de cabello engominado sobre quien pesan tantas exigencias de renuncia — política y ciudadana — como escándalos ha habido en su mandato.

      Se llama Javier Duarte, es el gobernador de Veracruz, ubicado en la costa oriental del país, y las cifras oficiales [hay que tener en cuenta que siempre hay una gran cantidad de delitos sin denunciar] de sus cinco años y cuatro meses de mandato son aterradoras: 3.971 veracruzanos asesinados, 183 desaparecidos, 537 secuestros, 15 periodistas ultimados y un multimillonario escándalo de corrupción.

      Ante este panorama, politólogos y analistas entrevistados por VICE News, no dudan en afirmar que Duarte no sólo es el peor gobernador en la historia de Veracruz, sino el peor gobernador de México, en funciones.

      Tres han sido los casos más graves señalados por la prensa nacional e internacional acontecidos en Veracruz, pero pese al clamor de la ciudadanía, ninguno de ellos ha logrado desbancarlo del poder: el reciente asesinato de cinco jóvenes — un suceso que recordó al de los 43 estudiantes de desaparecidos de Ayotzinapa —, la ola de periodistas ultimados y la auditoría oficial que arrojó un fuerte olor a corrupción.

      Reconocer a un hijo entre cientos de huesos: el amargo paso por la morgue de Veracruz. Leer más aquí.

      El analista Julio Hernández López, comenta a VICE News que Duarte, es el símbolo de la barbarie política de México: "es el más destacado representante de esa postura de violencia, corrupción, insensibilidad y cinismo que caracteriza a muy buena parte de los gobernadores del país. Pero este caso llega a niveles ya no escandalosos, sino grotescos, debido a su obscena forma de actuar. Antes los gobernadores administraban la injusticia y la corrupción de una manera menos visible, pero Javier Duarte es el representante de la decadencia del poder político en este país".

      'Es el más destacado representante de esa postura de violencia, corrupción, insensibilidad y cinismo que caracteriza a muy buena parte de los gobernadores del país'

      Por su parte, el politólogo Carlos Ronzón afirma que Javier Duarte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) es sin duda "el peor gobernador en la historia de Veracruz. Ha rebasado los excesos de sus antecesores". Y menciona que quizá una de las cosas que lo mantenga en el cargo "sean las posibles aportaciones que dio a la campaña presidencial [de Enrique Peña Nieto] en 2012, por la cual tiene protección".

      No vemos que haya ningún tipo de reacción por parte del gobierno federal respecto a la situación en nuestro estado, la sociedad se siente bastante agraviada", agrega el académico de la Universidad del Valle de México.

      Ciudadanos se manifiestan contra la violencia en Veracruz. (Imagen por Raúl Méndez/Getty Images).

      Dos asesinatos al día

      En Veracruz la muerte se hace presente cada vez más. Según datos de Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que va de 2016 se han registrado 132 homicidios dolosos [aquellos que se contabilizaron con la intención de asesinar a la persona], mientras que en 2015 fueron 565; en 2014 se contabilizaron 487; en 2013 la cifra se colocó en 863; en 2012, el año más violento, se ejecutaron a 968 personas; en 2011 a 890, y en diciembre de 2010, fecha en que Javier Duarte asumió el cargo de gobernador, fueron 66. En total han sido asesinadas 3.971 personas en su gobierno. Es decir, en Veracruz son asesinadas poco más de dos personas diariamente.

      Además, desde 2010 hasta febrero de 2016, en la entidad había se registraron 537 secuestros, según el mismo organismo.

      En cuestión de desaparecidos Veracruz se ubica en el top de lista nacional. De acuerdo con información de Procuraduría General de la República (PGR), institución encargada de investigar y perseguir delitos a nivel federal, ese estado tiene por lo menos 183 personas desaparecidas, por encima de Tamaulipas y Guerrero con 173 y 92, casos respectivamente.

      'Es el peor gobernador en la historia de Veracruz. Ha rebasado los excesos de sus antecesores'

      Son varios los casos de desapariciones que han llamado la atención mediática. Uno de ellos ocurrido el pasado 11 de enero en el municipio de Tierra Blanca, fue ahí en dónde cinco jóvenes desaparecieron después de ser detenidos por la policía estatal.

      Rubén Pérez Andrade, policía estatal de Veracruz, detenido el pasado 29 de febrero confesó que los chicos fueron torturados y asesinados. Explicó que los muchachos fueron detenidos por la policía estatal y después entregados a miembros de el Cártel Jalisco Nueva Generación, el grupo criminal que más ha crecido en el país en los últimos años. También en esta entidad los Zetas actúan a sus anchas.

      De acuerdo con el testimonio dado a las autoridades, los cinco jóvenes — Mario Orozco, José Benítez, Susana Tapia, Alfredo González y Bernardo Benítez — fueron finalmente ultimados en el rancho El Limón, ubicado en el municipio de Tlalixcoyan.

      'Existimos aunque nos nieguen: somos autodefensas contra Los Zetas en Veracruz'. Leer más aquí.

      Por el caso Tierra Blanca, han sido encarcelados 13 presuntos involucrados y los restos de uno de los desaparecidos ya han sido identificados. Este es un hecho similar al caso Ayotzinapa, en el que policías municipales de Iguala, Guerrero, confesaron haber detenido a 43 estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos para después ponerlos a disposición de sicarios pertenecientes al cártel de Guerreros Unidos el 26 de septiembre de 2014. Hasta la fecha no se sabe sobre el paradero de la mayoría de los estudiantes, ni se han concluido las investigaciones sobre lo ocurrido.

      Otro caso, igual de oprobioso es la desaparición de tres jóvenes que fueron detenidos por policías municipales de Papantla Veracruz, de los cuales no se conoce su paradero. Al menos siete agentes policiacos han sido arrestados.

      A todo esto, se suman dos nuevos escándalos por violaciones sexuales. En el primero, ocurrido en enero de 2015, pero revelado hasta hace pocos días, cuatro jóvenes abusaron de una menor de edad. Uno de ellos, Enrique Capitaine, es hijo de un expresidente municipal de Veracruz, por lo que la indignación creció en la sociedad mexicana al considerar que los juniors — como les nombra a los hijos de políticos, empresarios y personas influyentes— gozan de impunidad por ser miembros de familias bien acomodadas dentro del poder político y económico.

      En el otro caso, tres jóvenes abusaron sexualmente de una adolescente que se encontraba bajo los efectos del alcohol. Grabaron un video del hecho y lo difundieron. Oswaldo Cruz, uno de los participantes, es hijo de Rafael Cruz, funcionario del gobierno de Veracruz. Hasta ahora las autoridades no han informado sobre alguna detención de los responsables.

      Veracruz encabeza la lista de personas desaparecidas en el país. (Imagen por Spencer Platt/Getty Images).

      Periodistas amordazados

      Duarte Ochoa también ha sido señalado por ser el gobernador del estado más peligroso para la prensa latinoamericana, debido a que durante su administración han sido asesinados 15 periodistas, según el más recente informe de Artículo 19.

      El homicidio más reciente fue el de Anabel Flores realizado a principios de febrero. Su cuerpo fue encontrado en el estado vecino de Puebla un día después de haber sido reportada como desaparecida. El gobernador señaló que fue asesinada debido a una publicación en Facebook en donde exponía quién sería el sucesor de "El Chichi" — presunto jefe de plaza de Los Zetas en Veracruz —, detenido días antes del homicidio de la periodista.

      'Hoy, esta entidad sigue siendo el lugar más peligroso para la libertad de expresión en toda América Latina'

      Otro de los casos fue el fotoperiodista Rubén Espinosa, quien fue encontrado asesinado en un departamento de la Ciudad de México junto con la activista defensora de derechos humanos Nadia Vera, y otras tres personas: Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz, y Mile Virgina Martín. Ambos, Rubén y Nadia, se habían refugiado en la capital, después de denunciar amenazas del gobierno de Veracruz. Incluso, habían responsabilizado al propio Javier Duarte en caso de que sufrieran alguna agresión.

      8 muertes y 303 amenazas en 2015. ¿Quién protege a los periodistas mexicanos? Leer más aquí.

      Después de esa serie de hechos, Artículo 19, organización global enfocada en la defensa de periodistas, señaló que el homicidio de Rubén Espinosa "vuelve a poner bajo la lupa la situación de Veracruz y la negligencia de las autoridades locales para brindar protección a los periodistas. Hoy, esta entidad sigue siendo el lugar más peligroso para la libertad de expresión en toda América Latina".

      Sergio Aldazaba periodista veracruzano perdió a tres de sus compañeros el año pasado. Ellos fueron asesinados. En entrevista con VICE News asegura que lo más dificíl es la incertidumbre de vivir con una inseguridad constante.

      "No sabes si cuando estés en la calle trabajando alguien te pueda llevar o hacer algo. Siempre acusan como responsables a los narcotraficantes, pero hay casos donde las autoridades lo son; en el caso de [el reportero] Moisés Sánchez, se señaló al alcalde de Medellín, Omar Cruz, como el responsable de su muerte. El alcalde no fue detenido debido a su fuero, después se escapó y ahora puede regresar al estado porque tiene un amparo legal", señala el periodista.

      Funeral de Rubén Espinosa. (Imagen por Miguel Tovar/Getty Images).

      Y también corrupción

      El pasado 17 de febrero, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) informó que en el gobierno de Veracruz había irregularidades fiscales por al menos 35 mil 421 millones de pesos [equivalente a 2 mil 83 millones de dólares], que le fueron asignados entre 2011 y 2014. Hasta el momento el gobierno de ese estado no ha informado en qué gastó dicha cantidad.

      Tras el señalamiento de desvío de recursos por parte del órgano encargado de revisar el uso correcto del dinero asignado a estados y municipios, Duarte dio una rueda de prensa, el 29 de febrero. Ahí aseguró que no existe ningún desvío de recursos, que en su gobierno no hay casos de corrupción, y que todas las acusaciones en contra de la administración que encabeza son motivadas por temas electorales. Además, explicó que "no se ha usado un solo peso fuera de las actividades de la gestión del gobierno".

      También acusó a la prensa de promover una campaña de confusión contra su persona y las instituciones a su cargo, por publicar las denuncias en las que su gobierno fue sido exhibido por la ASF.

      En ese sentido, el pasado 1 de marzo diputados federales de oposición aseguraron: "El gobierno de Veracruz es el más corrupto de todos los estados. Probablemente estamos ante uno de los más indignantes robos en la historia reciente de México", por ello, presentaron una solicitud formal para que se lleve a cabo un juicio político contra Duarte por corrupción y violaciones a derechos humanos.

      Aunado a ello, el pasado 10 de marzo más de 30 mil estudiantes universitarios salieron a marchar en diferentes ciudades del estado para exigir que el gobierno pague 2 mil millones de pesos [unos 117 millones de dólares] que debe desde hace seis años a la Universidad Veracruzana, los cuales se usarán para remodelar la infraestructura de la institución y para el mejoramiento de programas académicos.

      Policías de Veracruz han sido involucrados en asesinatos y desapariciones. (Imagen por Alfredo Sosa/Getty Images).

      Llegan elecciones

      —¿Qué permite que un gobernador como Javier Duarte después de todo lo acontecido en Veracruz, siga en el puesto? — preguntamos al analista Julio Hernández, uno de los columnistas más seguidos del periódico La Jornada.

      —Sigue en el puesto porque forma parte del elenco de impunidad política que se vive en el país. Tal como lo hace el propio presidente Enrique Peña Nieto, que sigue en el cargo a pesar de hechos como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; o el caso de corrupción sobre la llamada 'Casa Blanca', de su esposa. En cualquier país medianamente civilizado un presidente así no podría continuar, pero aquí esto ocurre en la mayoría de los estados. Y esto se da no sólo por la protección entre colegas de un mismo partido político, sino por la impunidad y la corrupción entre los gobernadores de todas las fuerzas políticas.

      El próximo 5 de junio 5,6 millones de ciudadanos de Veracruz elegirán nuevo gobernador y 50 diputados locales. Por ello, el politólogo Ronzón explica que debido a los escándalos del gobernador, el PRI arriesga la elección, y advierte que los niveles de violencia pueden incrementarse en la víspera.

      Sigue a Rogelio Velázquez en Twitter: @roger_velav

      Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

      Temas: méxico, veracruz, javier duarte, homicidios, secuestros, desparecidos, periodistas asesinados, corrupción, américas, ayotzinapa, impunidad, autodefensas

      Comments

      comments powered by Disqus

      Últimas noticias

      Más Noticias

      Destacados