The VICE Channels

      Rusia y Estados Unidos discuten sobre quién mató al portavoz de Estado Islámico

      Rusia y Estados Unidos discuten sobre quién mató al portavoz de Estado Islámico Rusia y Estados Unidos discuten sobre quién mató al portavoz de Estado Islámico Rusia y Estados Unidos discuten sobre quién mató al portavoz de Estado Islámico

      Guerras Y Conflictos

      Rusia y Estados Unidos discuten sobre quién mató al portavoz de Estado Islámico

      Por Benjamin Gilbert

      Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

      Dos de las superpotencias militares del planeta se han enzarzado en una pelea de gallitos. Estados Unidos y Rusia rivalizan sobre cuál de los dos orquestó el bombardeo que terminó con la vida del portavoz y estratega de Estado Islámico Mohamed al-Adnani, abatido en Siria el domingo.

      Ayer miércoles, el ministerio de Defensa ruso proclamó que había asesinado a Adnani y a otros 40 combatientes yihadistas gracias al ataque de uno de sus cazabombarderos Su-34, que habría descargado su artillería sobre la aldea de Maaratat-Umm Khaush, en la provincia de Alepo.

      Rusia decidió sacar pecho después de que el Pentágono hubiese asegurado el lunes que había dirigido un ataque contra Adnani, pero que seguía "evaluando los resultados del bombardeo". Este se habría registrado en la población de Al-Bab, que si bien está en la provincia de Alepo, no es la misma aldea que aseguran haber asaltado los rusos. El Pentágono todavía no ha confirmado la muerte de Adnani.

      Un funcionario del departamento de Defensa declaró ayer a la CNN que el Pentágono no se cree la versión Rusa — y que si está muerto el tanto hay que apuntárselo a Estados Unidos.

      Estados Unidos tiene un serio problema con sus aliados en el norte de Siria. Leer más aquí.

      "Sería delirante, pero después de todos los atropellos humanitarios orquestados por Rusia", ha dicho el funcionario, quien subrayó que "Estados Unidos sigue defendiendo su responsabilidad en la ejecución del yihadista".

      Estado Islámico informó de la muerte de Adnani a primera hora del lunes a través de su agencia de noticias, Amaq. La organización terrorista aseguró entonces que Adnani fue asesinado "mientras supervisaba las operaciones militares para repeler los bombardeos militares contra la devastada ciudad de Alepo".

      Adnani era ampliamente considerado como el número dos de Estado Islámico, y muchos daban por hecho que era el sucesor del actual líder, Abu Bakr al-Baghdadi, que quedó malherido el año pasado tras un bombardeo orquestado por la coalición liderada por Estados Unidos.

      Se cree también que Adnani se habría encargado de supervisar los enfermizos vídeos de propaganda de la organización terrorista, en los que abundan las imágenes de torturas, ejecuciones y bombardeos.

      Según ha comentado el portavoz del Pentágono, Peter Cook, "la muerte de Adnani representa otro duro revés contra ISIL".

      "Adnani ha sido el principal arquitecto de las operaciones externas de ISIL y ha sido su portavoz principal", lee el comunicado en el que se refiere a la organización yihadista con un acrónimo alternativo, ISIL, Estado Islámico en Irak y Levante. "Adnani habría coordinado los movimientos de los combatientes yihadistas, y habría alentado los ataques de lobo solitario contra civiles y militares, además de dedicarse activamente a reclutar a nuevos terroristas".

      De Aylan Kurdi a Omran Daqnish: 6 millones de niños sufriendo en Siria y el mundo les ignora. Leer más aquí.

      Sin embargo, para Max Abrahms, un experto en terrorismo de la Universidad del Noreste, considera que la muerte de Adnani se produce después de que la organización terrorista lleve ya varios meses perdiendo posiciones y territorios en su autoproclamado Califato, cada vez más irrisorio.

      "Yo creo que Estado Islámico está agonizando y este asesinato es un reflejo de la trayectoria decadente de la organización. No cabe duda de que disminuirá las cada vez más mermadas fuerzas de los terroristas", ha opinado.

      Según él, si bien el asesinato de Adnani supondrá un revés contra la moral de la organización yihadista, todavía sigue sin estar claro hasta qué punto aniquilar a los líderes de la organización es la mejor manera de combatir el yihadismo. Según Abrahms los antecedentes nos muestran que a menudo los reemplazos de los líderes ejecutados han sido aún más radicales que sus predecesores, aunque no considera que esto sea lo que vaya a pasar ahora con Estado Islámico.

      "La verdad es que se hace difícil imaginar que el sucesor de Adnani pueda llegar a ser más violento", ha comentado. "Los combatientes yihadistas han alcanzado un punto de radicalismo insuperable en todas las esferas de sus jerarquía. Su objetivo es atentar contra cada país del mapa y matar a cuánta más gente les sea posible".

      Sigue a Benjamin Gilbert en Twitter: @benrgilbert

      Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

      Temas: estados unidos, rusia, estado islámico, guerras y conflictos, siria, guerra siria, mohamed al-adnani, alepo, turquía, pentágono, departamento de defensa, isis

      Comments

      comments powered by Disqus

      Últimas noticias

      Más Noticias

      Destacados